No menu selected
Calla
Calla
A standard assortment of features are available with Calla. The Gantry 5 Framework provides the foundation for the template's feature set.

La naturaleza nos ofrece una amplia variedad de alimentos, hojas, flores y raíces que al preparar infusiones nos proporcionan beneficios diversos a la salud, además de tener un rico sabor. Culturas de todo el mundo han utilizado hierbas medicinales durante miles de años. Los primeros ejemplos documentados proceden de China, aunque sabemos que otros pueblos, en particular los griegos, los persas, los indios y los aztecas,  dejaron mucha enseñanza a nuestros antepasados.

 

Manzanilla

El té de las flores de manzanilla ha sido siempre una de las hierbas favoritas para calmar la ansiedad, aplacar la irritabilidad y combatir las pesadillas. También alivia la tensión y la inflamación del sistema digestivo. Es maravilloso para los dolores y los cólicos, así como para el estreñimiento y la diarrea. El té de manzanilla es antinflamatorio, antiséptico y analgésico, mitiga los resfriados y los dolores en general.

 

Té Verde

Desde hace años el té verde ha llamado la atención por sus propiedades antioxidantes y por su concentración en catequinas (flavonoides con acción anticancerígena), así como por su papel en la prevención de afecciones cardiovasculares. Además ayuda a disminuir el colesterol sanguíneo, estimula el sistema inmunológico y previene de diversos tipos de cáncer.

 

Canela

Se obtiene la canela de la corteza interior de las ramas del canelero, el cual es un árbol lauráceo de flores amarillas pequeñas y hojas ovaladas. El té de canela, cuyo sabor es delicioso, estimula las funciones circulatorias, cardíacas y respiratorias, por lo que ayuda a vencer la gripe, los resfriados y la fiebre. Sus poderosas propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales previenen numerosas infecciones crónicas y agudas, entre ellas la cistitis y la amigdalitis, además de dolencias como la encefalomielitis miálgica (síndrome de fatiga crónica). Ayuda a detener las hemorragias nasales, el catarro y calma la menstruación excesiva. La canela está contraindicada en caso de embarazo.

 

tes_650x485Menta

La infusión de las hojas de menta estimula el flujo de los jugos gástricos y la circulación. Mejora los síntomas de la gripe y ayuda a bajar la fiebre. El té de menta protege del frío en invierno y refresca en verano, y al incrementar el riego sanguíneo del cerebro hace que la mente permanezca despejada. Sus propiedades descongestionantes alivian los catarros. La menta no es recomendada para niños pequeños y mujeres en período de lactancia.

 

Jengibre

Beber una taza de tisana (de 10 a 15 minutos de cocción de la raíz) caliente, hecha con el jengibre fresco, en los comienzos de un resfriado ayudará a mejorar el padecimiento, bajar la fiebre y disminuir el catarro. Esta especia es muy conocida como remedio para toda clase de trastornos gástricos, incluidos la diarrea, el dolor cólico y los espasmos del estómago. Ayuda a disminuir el mareo y náuseas ocasionados en los viajes y durante el embarazo. Estimula la circulación y la digestión.

 

Ginseng

Con su capacidad de intensificar la resistencia al estrés mental, emocional y físico, el ginseng es una hierba muy buena para el mundo moderno. El consumo frecuente de tisanas de esta especia beneficia la salud del corazón, la circulación, el control hormonal y los sistemas inmunitario y nervioso. También, fomenta el bienestar general, tanto físico como mental. Vale la pena referir que el ginseng es utilizado en los tratamientos contra el cáncer, tiene propiedades afrodisíacas y potencia la producción de esperma.

Té rooibos 

El té rooibos se ha convertido en bastante popular en el mundo entero debido a sus buenas propiedades, como ser la de perder peso, mejorar problemas digestivos o no tener cafeína, a diferencia de otros tés.

Es bueno para:

  • Los trastornos digestivos e intestinales.
  • Para fortalecer los dientes y huesos.
  • Tiene efecto antioxidante y anti radicales libres.
  • Es bueno para algunos problemas de la piel.
  • Es remineralizante.
  • Ayuda a perder peso al ser un diurético suave.
  • Colabora para la salud bucal eliminando bacterias.
  • Es equilibrante del sistema nervioso.
  • No tiene cafeína y puede ser consumido por hipertensos.

Es importante mencionar que ninguna especia o alimento por sí solos proporcionarán la salud plena, pero sí, en combinación con un estilo de vida saludable. Consulta con un nutriólogo tus dudas respecto tu alimentación.

pG01-15519909[1]Para las que aman Aéropostale ya esta en México, y para las que aún no conocen la marca, es ropa casual, diseños muy padres, juvenil, y fresca. Los precios están muy accesibles. Los colores base de la colección son el blanco, negro, gris, rosa, azul y verde. Tienen estampados florales, rayas, logos. Detalles de moda con encaje, animal print, blusas y faldas con holanes. La tendencia en estampados de tshirts sigue con imágenes de animales,  frases, prints fotográficos.No olvidemos las sudaderas, y pants.

La marca también cuenta con una oferta de accesorios como pashminas en colores vivos, y estampadas, pulseras, aretes.

 

 

pG01-15520024[2]Aéropostale se encuentra disponible en tiendas departamentales Liverpool, y en la boutique Studio Design Store ubicada en Centro Santa Fe. 

 

BEATRIZ BARBA, ES UNA DE LAS FIGURAS MÁS IMPORTANTES DE LA ANTROPOLOGÍA EN MÉXICO. FOTO DMC INAH. M. TAPIA_650x432Es una de las figuras más importantes de la antropología en el país, quien en los años 50 se convirtió en la primera arqueóloga mexicana en titularse.  La vida y la trayectoria de la antropóloga Beatriz Barba están marcadas por el destino, de niña jugaba a la maestra influida por la profesión de sus padres y hasta el día de hoy, a los 84 años, continúa recibiendo a los estudiantes en su propia casa de Chimalistac, no obstante su condición de investigadora emérita del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Previo a dicho reconocimiento que se le otorgó a Beatriz Barba conversa sobre su paso en la disciplina antropológica, mientras hace una pausa en la organización de la biblioteca de quien fuera su esposo, el destacado arqueólogo mexicano Román Piña Chan, para su traslado a la Universidad Autónoma de Campeche.

 

Al igual que el destino, en los recuerdos de Beatriz Barba el “deber ser” es una constante. Mientras comenta que tomaba los papeles de su mamá, Beatriz Ahuactzin, para “tomar lista”, ella misma considera que “no me quedaba más que ser maestra, no me quedaba otro remedio. Tenía yo que serlo. Afortunadamente pude cambiar y ser antropóloga, pero primero tenía que ser maestra.

 

“Mis padres eran maestros y los maestros siempre llevan a sus hijos a los museos, es una maldición gitana. Mi papá, Santiago Barba, que era geógrafo, nos llevaba a mi hermano y a mí, a ‘El Chopo’, que era el Museo de Historia Natural, y me fascinaba ver las mariposas disecadas, las “pulgas vestidas” y el esqueleto de una ballena que parecía una macetota porque en su espalda habían crecido hongos y enredaderas. Era maravilloso”.

 

EN 1956, BEATRIZ BARBA SE CONVIRTIÓ EN LA PRIMERA MUJER EN  OBTENER EL TÍTULO DE ARQUEÓLOGA, POR LA ENAH. FOTO ARCHIVO PERSONAL BEATRIZ BARBA.._650x394Con su modo afable, Beatriz Barba señala que a los 21 años y tras cursar en la Escuela Nacional de Maestros, comenzó a trabajar con niños de primaria y, tal vez, un primer acercamiento con lo que serían sus estudios antropológicos, fue una tesis que elaboró sobre los daños en la columna vertebral producidos por el mobiliario inadecuado, circunstancia que observó en sus alumnos.

 

Este interés por el comportamiento humano la llevó a entusiasmarse por los carteles que anunciaban de forma sensacional las carreras que ofrecía la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH): “¡Tome antropología! ¡Aprenda lo que es el hombre!, además tenían fotografías de los indígenas de Norteamérica y de México”, parodia Beatriz Barba.

También en su peregrinaje por la antropología, Beatriz Barba se encontró con curanderos y brujos, siendo pionera en una línea de investigación que no era considerada “seria”: la historia de las religiones, el estudio de la magia y la brujería, y el esoterismo de las religiones prehispánicas, áreas en la cuales ha brindado valiosos aportes.

 

A sus 84 años, Beatriz Barba continúa por este sendero que todavía le ofrece —como ella dice— incógnitas y lagunas de información: “no he encontrado los datos suficientes para decir cómo se comportaba la ley frente al pensamiento de la brujería en el siglo XIX, ya hecha la Independencia, si es que le importaba o no le importaba”.

 

Como antropóloga, se reconoce a sí misma como “un ser humano con sistema nervioso, que se emociona con los reconocimientos, como a cualquiera le gusta que le reconozcan su labor”. Trabajadora incansable, Beatriz Barba ha forjado su propio destino y ha ayudado a muchos más a definir el suyo, por eso el homenaje que recibirá de una institución con la que está comprometida desde hace más de 60 años.

 

Por María Engel

marianegel@centroengel.com

Desde 1946 han aparecido artículos en publicaciones científicas de primer nivel que ponen en duda la utilidad de las histerectomías (extirpación de la matriz) y las ooforectomías (extirpación de uno o los dos ovarios).

Según la Dra. Winifred B. Cutler, autora del libro Hormones and Your Health (entre otros), “La maravillosa orquestación sinfónica de tu cuerpo de mujer depende de tu matriz y tus ovarios. El útero y los ovarios siguen produciendo hormonas vitales para tu salud hasta el final de tus días”, sin embargo, en la actualidad, pareciera que estos órganos fueran considerados desechables.

Razones como “Matrizque no da hijos, da tumores”; “Si ya no vas a tener hijos, la matriz ya no te sirve”: “Tu matriz está caida”; “esas menstruaciones hemorrágicas te pudieron matar”, convencen a las mujeres de la necesidad , muchas veces citadas como “urgente”, para operarse. Más de la mitad de las mujeres con las que platico ya no tienen matriz u ovarios.

Tan sólo la idea de librarse del miedo al cáncer de matriz y ovarios, convence a muchas, pero, ¿qué tal si este miedo se extendiera a quitarse senos o testículos, en los hombres, con el mismo propósito? ¡Impensable! ¿Verad?

Sangrados hemorrágicos en la premenopausia, causados frecuentemente por una disminución severa de los niveles de progesterona en sangre (la hormona que producimos justo después de la ovulación a mitad del ciclo menstrual), suelen ser la razón para extirpar una matriz. el sangrado parará, pero los efectos colaterales que acompañan la operación, no l justifican, sobre todo cuando el sangrado puede ser controlado con Progesterona Bioidéntica, la hormona que produces después de ovular con efectos, casi mágicos.

cancercervico

Cuando una mujer pierde la matriz, sus ovarios quedan seriamente dañados porque los sistemas nervioso, circulatorio y linfático que los unían y los mantenían en ana interconexión vital han sido cercenados. La histerectomía por sí misma precipita la aparición de la menopausia y el proceso de envejecimiento, y ambos se aceleran aún más si te extirpan también los ovarios. en la mayoría de las mujeres el resultado de las biopsias de útero y ovarios extirpados muestra que estos órganos no presentaban ningún peligro ni molestia.

Recientemente, los casos de mujeres en edad fértil con endometriosis o las que frecuentemente se les “recomienda quitarse la matriz y/o los ovarios, tengan la edad que tengan, y hayan tenido hijos, han respondido muy bien a las terapias conservadoras de Progesterona Bioidéntica, al cambio de alimentación eliminando comida procesada, trigo y lácteos, a los suplementos con vitaminas y minerales como el magnesio, y la suplementación EPA y DHA, los Súper Omegas 3. Todo esto combinado, hacen que dejen de tener dolores con la menstruación frecuentemente, a los dos meses de haber comenzado el tratamiento. Evitando las histerectomías que las condenan jóvenes a una existencia, en muchos caso, sin hijos y con una deteriorada calidad de vida.

Frecuentemente, después de una histerectomía, la mujer encuentra que su vagina se acortó o estrechó, lo que hace que el coito sea doloroso, especialmente si su pareja tiene un pene largo. Se presenta también una notoria resequedad vaginal, ya que, antes de la extirpación, el cuello de la matriz generaba el 50% de la humedad vaginal.

Más infomación: www.centroengel.com

Es importante aclarar que este material y los usos y derechos del mismo es propiedad de la Dra. María Engel, quien ha dado uso exclusivo a www.concienciafemenina.com para su divulgación. El uso no autorizado por la autora del mismo puede llegar a tener consecuencias legales.

DOCTORA LOURDES SUÁREZ.  PROFESORA EMÉRITA DEL INAH, Y PIONERA EN EL MUNDO EN EL ANÁLISIS DE CONCHAS Y CARACOLES. FOTO DMC INAH. M. TAPIA_650x415La investigadora Lourdes Suárez Diez, emérita del INAH es una de las pioneras en el mundo en el análisis de dichos materiales marinos, que tuvieron significado y uso importante en la época prehispánica, quien ha dedicado casi 50 años de su vida al estudio de ese universo maravilloso, como ella lo definde, luego de que hace unos días celebró sus 84 años de edad.

Los mayas los comercializaron con otras regiones; los toltecas los utilizaron para venerar a sus dioses, y la alta clase social de Tenochtitlan para demostrar estatus.

Las conchas y los caracoles jugaron un importante papel entre las civilizaciones prehispánicas. Los mayas, al sureste de México, las obtuvieron para comercializarlas con otras regiones; los toltecas, en Tula, las utilizaron para venerar a sus dioses, entre ellos a Quetzalcóatl, y la alta clase social de los mexicas, en Tenochtitlan, aprovechó la belleza de esos materiales conquiológico y malacológico para demostrar su estatus.

 

Las conchas y los caracoles,  son evidencias físicas del desarrollo de las sociedades mesoamericanas; no solo fueron atractivos por su variabilidad y abundancia, sino porque nos revelan importantes datos de nuestra historia.

 

Fueron muy diversos los usos que las antiguas culturas dieron a ambos materiales, por ejemplo , en Tenochtitlan se han localizado ofrendas con elementos de concha, lo que nos hace inferir inicialmente que las personas enterradas gozaban de prestigio social y/o económico, e incluso que era un guerrero, dado que ese sector también las utilizó en su joyería, armas o escudos.

 

Las conchas, su pasión

 

ESCULTURA FORMADA POR UN MOSAICO DE CONCHA. CONOCIDA COMO EL COYOTE EMPLUMADO. FOTO DMC INAH. M. TAPIA_650x432“Las conchas y los caracoles me encontraron a mí…, y no yo a ellos”, expresa la investigadora emérita del INAH, a quien cariñosamente sus alumnos la identifican como “Concha” Suárez.

 

Corría 1964, rememoró, cuando participaba en el Proyecto de Salvamento Arqueológico de la Prensa “Adolfo López Mateos” (El Infiernillo), en el Río Balsas, “me llamó la atención el hallazgo de material conquiológico y malacológico, a tan larga distancia de mares y ríos”.

 

Entrecierra los ojos, como tratando de citar fechas exactas, y dice: en aquel entonces, hace ya 47 años, le dije a mi maestro, el arqueólogo José Luis Lorenzo, que estaba interesada en hacer mi tesis profesional sobre las conchas. “Allá tú, haber lo que puedes hacer, tú sabes”, fue lo único que recibió por respuesta, pues no existía bibliografía sobre el tema.

 

Hoy, a casi medio siglo de distancia, la bibliografía disponible es de su autoría. Esa labor de campo y de escritorio, así como su extenso conocimiento, la han llevado a países tan distantes como Rusia, Japón, Grecia, Chile, Italia, Holanda y Suecia, por citar solo algunos, para dictar conferencias a especialistas.

 

PORTADA. LIBRO CONCHAS Y CARACOLES. ESE UNIVERSO MARAVILLOSO. FOTO DMC INAH. M. TAPIA_495x650María de Lourdes Suárez Diez ha escrito más de una docena de libros; algunas de sus obras destacadas son: Técnicas Prehispánicas en los objetos de concha (1974); Conchas, caracoles y magia en la cultura mexica (2010) y La joyería de concha en los dioses mexicas (2011).

 

Un terreno vasto para la investigación

 

La experta levanta las cejas como un acto reflejo al escuchar la pregunta de cuántas clases de caracoles y conchas se conocen en la actualidad. “Los biólogos han identificado hasta el momento—remarca estas últimas tres palabras— más de 100 mil especies de caracoles, así como 15 mil o 20 mil variedades distintas de conchas. “Es un terreno muy vasto”, acotó.

 

Sus usos en la época prehispánica también fueron diversos, por lo que su estudio también es amplio; las comunidades, así como los antiguos grupos sociales, le dieron a las conchas y los caracoles aplicaciones distintas.

Las pirámides, los huesos, la cerámica y la pintura no son los únicos indicios que tenemos para estudiar el desarrollo de las culturas prehispánicas, las conchas y los caracoles son una fuente importante de estudio y análisis,  concluyó.

Fuente: INAH

Fotos: INAH