Una combinación de restaurante, micro teatro y concert hall, abre El Diablito sin sacrificar la calidad en los alimentos que sirve. De hecho las hamburguesas son una de sus especialidades y una excelente opción para una primera visita.

Su cocina urbana de autor es una propuesta novedosa para el buen comer, beber y entretenimiento. Esta gastrofonda  tiene cuidado hasta el último detalle, incluso en su diseño interior, donde roban la atención los tonos rojizos, las cortinas teatrales y los marcos de madera en las pantallas.